El juego de la vida

Me reconozco. Se quien Soy. Aquí y Ahora, habito mi identidad sagrada y mi cuerpo perenne, cambiante, lleno de vida.
El Amor y el Humor son mis Guías, mis guardianes, mi antorcha encendida en la noche cerrada.


Cuando olvido, cuando no se quien soy, cuando tengo miedo, dudo y desconfío, se que sigo buscando. Se que lo conocido no me vale y lo desconocido me tienta, me susurra al oído, que recuerde mi identidad, quien soy en realidad, y que entonces todo volverá a brillar.


Aceptar las sombras, abrazar las sombras. Comprender que cuanto más perdida me siento, probablemente más encontrada me hallo; porque cuestiono, porque busco, y porque jamás me quedo parada.


El cuerpo puede ser limitado, pero la expresión del alma es infinita.
Aceptar ambos y agradecer ambos es hoy mi punto de partida en este nuevo juego que intuyo que comienza.
Apenas atisbo el nombre del juego. ¿Acaso importa?
No, aquí no. Pues un nombres sería solo una etiqueta más limitante.


Somos la totalidad del SER, y en este espacio infinito cabe absolutamente todo.
Bienvenidos al juego de la vida, de cuyo nombre no quiero acordarme.


Acompañar desde la luz


Acompañar desde la luz

 

Acompañar es uno de los actos de amor incondicional más profundos que existen y puede resultar también un momento nutritivo y enriquecedor para ambos.

 

El acto de acompañar requiere de presencia, valentía, escucha profunda, amor y mucho respeto.

A veces, las palabras son bienvenidas, en otras ocasiones, la simple presencia y la voz del silencio lo llena y lo contiene todo.

Aprender a fluir en el instante presente.

Saber lo que necesita el otro en esos momentos y escuchar la sabiduría interior de todo cuerpo presente o situación.

 

Cuando estés acompañando, permite que lo que tenga que suceder ocurra. Permita a las emociones que se expresen, permite todo y comprende que absolutamente todo lo que ocurra tenía que suceder. Conéctate a la respiración y envía amor y luz al instante presente.

Nada que hacer, simplemente ser. Y desde aquí, es desde donde la magia sucede.

Desde donde de pronto, las cosas cambian. El viento se lleva las nubes y el sol siempre vuelve a salir.

 

Me siento tremendamente afortunada de poder acompañar a distintas personas en momentos cruciales de sus vidas y con ayuda del amor, poder disolver los fantasmas del miedo.

 

Me siento tremendamente afortunada por sentirme también acompañada y sostenida en los momentos más duros de mi vida. En aquellos  espacios en los que conecto a veces, con el miedo, la tristeza profunda o el abandono, si escucho bien mi corazón y miro a mi alrededor, puedo comprender que siempre estoy acompañada.

 

Gracias Vida por sostenerme, acompañarme y traer a mi siempre aquello que necesito en cada momento.
                                        


Valiente

Valiente!: Eres tú, soy Yo, somos nosotros.
Valientes lo que abordamos cada día como una oportunidad de juego, de desafío, de revolución, de evolución, de cambio.
Somos la danza de la vida. Somos seres en evolución. Somos bailarines en las sombras y en la luz del instante presente.
Soltar para ser libres. Coger el corazón caliente en las manos frías y acariciar los miedos, para transitar la vida, hacia la luz, hacia la llama siembre viva de nuestro interior.
Soy valiente porque me nuevo, porque cambio, porque escucho lo que quiero y voy hacia allá con todo: con miedo, con dolor, con sueños e ilusión. Soy valiente porque me hago a mi misma cada día
Trepo muros, y salto vallas. Bailo descalza a la luz del sol y las estrellas. Soy valiente por el simple hecho de estar VIVA! VALIENTE!!

MUJER, coge tu poder !

El camino del empoderamiento no es un camino fácil.
La verdad esta en nuestro interior. Solamente nosotras sabemos lo que nos hace bien y nos hace mal.

Nadie, absolutamente nadie tiene la certeza en sus manos.
Cada vez que pidas ayuda, consejo, una segunda opinión o simplemente la recibas del exterior sin petición previa, recuerda que todo ello son simplemente opiniones, ideas, puntos de vista desde la visión del que te la esta dando, desde la personalidad del que esta opinando.

Incluso, este escrito, es únicamente una opinión desde mi sentir.

Sólo tú, solo tu alma, sabe cual es tu camino, y sólo tú tienes la oportunidad de caminarlo; por ello es tan importante que camines de la mano con tu verdad, con tu niña interior, con la sabiduría interna que esta dentro de ti.

Lleva las manos a tu corazón y decide desde el amor incondicional que eres.
Así, decidas lo que decidas, será correcto, estará bien, porque te tienes a ti, y porque has sido tú quien ha decidido emprender ese camino. El universo te respalda constantemente en la decisión que tomes, sea la que sea. Todo esta bien, es correcto, ha nacido de ti.
Eres tú tomando decisiones. Enhorabuena.

Cuando vivimos podemos hacerlo desde el amor o desde el miedo.

Estos son los dos polos que confrontan y equilibran tu línea vital.
Elegir vivir desde el amor nos hace libres y poderosas.


MERECIMIENTO. Canalización y ejercicio de merecimiento.

Me gustaría que me hablarais sobre el MERECIMIENTO:


- Por el simple hecho de estar vivo, eres merecedor de la VIDA.
Nada en este mundo es un regalo que no merezcas.
 Tú eres un regalo y como tal mereces lo mejor para tu evolución. Aunque a veces no puedas conectar con esa luz que eres, tu pureza es inalterable y no cambia aunque no seas capaz de verla, igual que tu corazón no deja de latir, aunque tu no le prestes atención.
Merecer significa decir SÍ, a la VIDA, con toda la superabundancia que tiene para ti. Merecer significa cambiar los patrones de negatividad y sacrificio, para abrazar el simple regalo de tu existencia. Merecer es el resultado natural de una espiral de amor y gratitud. Merecer es recibir de vuelta todo lo bueno que tu das al planeta. Es el equilibrio entre dar y recibir.


MERECER ES ABRAZAR LA VIDA, AQUELLA QUE UN DÍA TU ELEGISTE Y HOY ESTAS CAMINANDO.
DISFRUTA DEL ACTO SAGRADO DEL MERECIMIENTO Y ABRAZA QUIEN YA ERES.

Regalo en el día de San Jordi, "Para ti"



Acto de Merecimiento:

- Escribe en una hoja después de leer esto, todo aquello que sientas que mereces en tu vida y que ya tienes o deseas.  Es tu oportunidad de agradecer y atraer los regalos de la vida.
Cuando termines agradece y cierra la carta como tu sientas y lleva las manos a tu corazón y siente como toda esta energía de amor y gratitud esta dentro de ti.


Ej.
ACTO DE MERECIMIENTO:

Merezco esta casa, merezco sentir amor, merezco sentirme comprendida, merezco disfrutar el rico desayuno que me preparo cada mañana, merezco ir al ritmo que necesito, merezco no enfadarme conmigo cuando siento que hago algo mal, merezco sentirme feliz, merezco la tranquilidad y el confort, merezco sentirme orgullosa de mi misma, merezco viajar y explorar, merezco tener gente bonita a mi alrededor que me quiera y me lo demuestre cada día. Merezco abrirme a la vida...

Hoy y siempre, aquí y ahora, gracias, gracias, gracias.


Canalización Kampa Ananda.


Acepta los cambios y siéntete alineado


Atraviesa las puertas del cielo y date la bienvenida en la tierra.

 

El paraíso está aquí. Es ahora.

 

Aceptar los cambios y sentirse alineado con la verdad de uno, con el instinto, con el latido del corazón y con tu guía interior, puede ser una de las combinaciones más complicadas de conseguir en tu día a día.

Aquí, justo aquí, es donde se encuentra la puerta al paraíso en la tierra.

 

Escucha tus más profundos deseos y embárcate en la aventura de la vida, sabiendo que la meta puede cambiar a cada paso, pero que lo realmente importante no es el destino, sino en camino.

Acéptate como ser cambiante, como río que fluye, como relámpago en la noche, y abraza a todas las mujeres y todos los hombres que en ti habitan.

Mira dentro y acepta el reto de vivir la vida desde el corazón, entonces comprenderás, que aunque todo parezca en aparente caos, todo, absolutamente todo esta siempre en orden.

Abraza el instante y estarás abrazando tu alma. Abraza el cambio y estarás abrazando tu verdad. Abraza el flujo de la vida y jamás te sentirás perdido.

 

Eres parte del juego. Todo lo ha creado tu mente, para que busques, y busques, incansable, insaciable, hasta que comprendas que no había nada que buscar. Todo esta ya en ti. Eres todo y solo el poder de la creencia en ti mismo, pueden hacer que tu totalidad se manifieste.

 

Abraza tu totalidad y permítete Ser. Pues siendo, estarás en amor, y desde el amor, observarás que todo estuvo siempre en calma.

 

Ámate lo suficiente para poner siempre la vida y la verdad al centro, y permite que el universo te guíe y baila.

Aunque la música pare, tu baila, estas a un paso de tu grandeza.

 Felicidades.

 

Las puertas del cielo, están en la Tierra. Camina y disfruta el viaje.

 

Eternamente agradecida a las almas que me ayudan a encontrarme en el camino, siendo siempre mi espejo fiel. Me reconozco y abrazo en ti. Gracias.

Canalización: Kampa Ananda.

El Sentido de la vida. Amor y Relaciones

Somos Seres Vivos en un mundo de interacción social y constante relación.
Hemos elegido un camino de descubrimiento personal y social al mismo tiempo.
Cuanto más te amas a ti, más eres capaz de amar al mundo y más amor te llega del exterior.


Encontrarte, reconocerte, abrazarte, amarte, son los mayores regalos que puedes hacerte en tu vida, pues el camino de todos es el amor.


Somos espirales ascendentes danzando los designios del universo, en una danza cósmica perfectamente ordenada y sincronizada para nuestro mayor bien y el de todos los seres del planeta.


Cuando surgen "problemas", "cambios" y todo parece estar en "caos" es momento de pararse, respirar y volver al corazón.
Volver al hogar que siempre permanece en calma y escuchar los latidos de tu corazón.


Conecta con la verdad última y entiende que todo esta en orden, que el presente es perfecto tal y como es y que si estas viviendo un momento difícil es una oportunidad para encontrarte contigo y abrazar tus luces y sombras, sintiéndote protegido, hoy y siempre por el ciclo de la vida.


Recuerda: " La llave a uno mismo y a la relación con el otro es el AMOR."

Corazón tranquilo

Ayer sentí que me salía de mi centro.
De pronto el suelo dejaba de estar firme, me sentía cansada, con dudas. La mente negativa empezó a apoderarse de mí.
Una y otra vez me iba del instante presente, me desenraizaba y entraba en el bucle que mi mente había elegido alimentar por mí. Todo se volvía peligroso, inseguro y la respiración  se perdió por el camino.


Entonces me di cuenta. No puedo cambiar lo que pienso en estos momentos, no puedo decirle al miedo que se vaya por donde vino si ya está aquí.


Pero si puedo saludarle, darle las gracias por mostrarme con tanta claridad que me había ido de mi centro y tratar de centrarme en la respiración.
Aquello que nos ancla a tierra y nos permite estar vivos.


Cuando dejamos de respirar nuestro cuerpo físico falla y se va. Alejarse del presente, dejar de respirar, dejar que los miedos controlen nuestra mente, es una forma de perderse la vida.


Permitir el miedo, la duda, la angustia.


 Permití no tener el control de una mente positiva o neutra, lo permití todo y así fue como volví.
Respiré, respiré y respiré.  Visualicé mis raíces, mi cuerpo cansado y lo abracé.
Me abracé. Conecté con el amor que había perdido hacia mi misma y me nutrí. Me di afecto, contención, escucha, aceptación y poco a poco, al ritmo de mi respiración la paz y la calma fueron volviendo.


El amor fue entrando de nuevo y comprendí, que no tenemos el control sobre nada, más que sobre nosotros mismos. Por eso es tan importante estar en uno mismo.
Estoy en mí.


Gracias por mostrarme el camino de vuelta a casa; al corazón.


Corazón tranquilo.







Toma las riendas. Hazte cargo y disfruta tu vida.

La vida es y será tan luminosa como tú te lo permitas.
Cada día es una oportunidad para decirle al universo lo que quieres y lo que no quieres, cómo lo quieres y como no lo quieres.


Asume la responsabilidad de estar vivo y crea en ella la mejor de las probabilidades posibles para ti en este momento, sabiendo que el mapa del tesoro que tienes entre tus manos, cambia cada día y que probablemente no llegues en línea recta a la "X". Fluye, deja que le viento te guíe.


Disfruta del camino, sintiéndote inmerso en él, responsable, creador, creativo, juguetón y adéntrate en el mar de las probabilidades.
Todo esta a tu alcance, absolutamente todo, pero entonces, ¿por qué no tenemos siempre aquello que deseamos?.
Porque en muchas ocasiones, el deseo proviene de la mente, de lo que la sociedad dice que debo aspirar, del debería. En ocasiones va acompañado del miedo que paraliza o te invita a salir corriendo.


Pregúntate realmente de donde nacen tus sueños, tus propósitos en la vida y si la respuesta es: de mi corazón, de mi niña interior, de mi Ser..., entonces abraza ese sueño, ese proyecto, esa proyección y llévatela dentro (lleva tus manos al corazón), porque YA ES, ya esta en ti. Respira tus sueños y agradece la maravilla que ya es.
Así es como el universo escucha.
Aquí es donde el coraje nace y la determinación y la verdad te acompañan.


Acoge tu deseo y camina. Ya has trazado la ruta. Disfruta.


La vida es un camino de decisiones constantes, porque somos abundancia.


Tienes, tenemos la oportunidad de elegir nuestra vida a cada segundo, tanto diciendo Si, como diciendo No.


Toma las riendas y disfruta el viaje.


SAT NAM.  (verdadera identidad)





Abundancia y determinación.
Lodi Garden, New Delhi.

Soy dueña de mi camino

Soy dueña de mi camino de luz. Soy fluidez, soy cambio, soy entrega y permeabilidad.
Soy consciente de mis actos, mis acciones, mi sentir y mi caminar.
Integrando los tres centros, acción, sentir y pensar, camino de la mano de Dios.
Me siento acompañada, acogida, comprendida, animada, protegida, enraizada, cuidada, cuidada, liberada, entregada.
Soy una con el Universo, sigo mi instinto y mis pasos me guían donde debo y elijo estar en cada momento.


Vivo la vida tratando de no apegarme a nada ni a nadie, sueño alto y cambio mis sueños a medida que camino, para ser cada vez más yo, para entrar cada vez más profundo, para coger con fuerza y ternura el pulso de mi corazón y ver y sentir como late la vida en mi. Soy sístole y diástole. Soy entrega, apertura y determinación.


Bebo de mis raíces el néctar que la madre tierra me proporciona, desde el amor incondicional donde todo sucede, donde todo es. Soy una con la vida, pues soy la vida.


Todos los elementos danzan en mí. El aire me guía a dar pasos trascendentales en mi vida, el agua me mece para que confíe como pez en el agua, el fuego hierve en mi en forma de pasión y exploración, la tierra me acoge y camina conmigo. Soy afortunada.


He cambiado las gafas con las que miro mi día a día y no puede ser más bello y luminoso todo cuanto acontece.


Gracias, gracias, gracias.



 Happy Holi, India

Donde la vida sucede

Darme las gracias, agradecer el camino, pedirme perdón. Pero sobre todo ayudarme y cambiar patrones de conducta que ya no tienen sentido.
Morir para renacer en la luz y desde la luz.
Sin necesidad de alimentar nunca más la oscuridad, por mucho que lo pida, aunque parezca el fin del mundo, ahora todo es ya luz, todo está bien, todo está en orden.
Aquí y ahora desprogramo las conductas limitantes que no tienen sentido alguno de protección.
 Aquí y ahora digo adiós a la tristeza, a la cueva de Babel, al fantasma de las navidades pasadas.
Aquí y ahora es donde elijo vivir. Donde todo esta bien, donde la vida sucede, donde los regalos están esperando abrazarte y colmarte de abundancia, donde la vida sucede, donde el orden impera sobre el caos.

El presente, la luz, el amor, el latido de mi corazón, el contacto de una caricia sutil, el regalo de la vida, la mirada del otro en mí, aquí, ahora, así.

Cambios sutiles. Grandes cambios.

Las cosas están cambiando en mi vida.

No se tratan de grandes cambios, sino de esos cambios sutiles que si no estás atento no serias consciente de que todo va a mejor.

Os cuento:
Tenía que hacer unas impresiones en la fotocopistería.

He salido con el tiempo justo, para imprimir y llevar a otra tienda el cartel que me habían pedido.
Antes de salir de casa me acuerdo que ya que salgo, a ver si me da tiempo a pasar por la mercería.

Total, me pongo las botas del estrés y empiezo a caminar, segura de mí, de la capacidad que tengo de hacer todo lo que me proponga, aunque el tiempo sea limitado y de repente, en mitad del estrés espacio-temporal camino de la primera tienda he pensado:

¿Y si por una vez el éxito no esta en llegar a los tres sitios en media hora, y focalizo el éxito en lo que realmente es importante aquí y ahora?

¿Acaso no soy yo más importante que las tres tiendas, todas las misiones imposibles y todo el estrés que llevo encima?

¿Y si por una vez cambio el foco de atención y considero que lo más importante no es hacerlo todo sino hacerlo con calidad y  elijo disfrutar del momento presente? y de paso me evito una mañana agónica, porque....
generalmente...

El estrés que nos provocamos nosotros mismos es innecesario.

¿Te has parado a pensar cuantas veces, repetimos patrones de súper héroes, por el simple hecho de que consideramos que si hacemos todo eso que teníamos planeado valemos más?

Ya eres perfecto simplemente siendo, no tienes que hacer nada para demostrarle al mundo tu valor.
Simplemente ser.

Aprendiendo a Ser y a vivir, más despacio, más humana, más feliz.



Agradecimiento profundo a la vida

Soy Afortunada.
Gracias.
Me siento tremendamente rica.
Estoy viva, y no solo eso, sino que elijo vivir la vida desde el amor, la confianza, la apertura, el agradecimiento, la expansión y la tranquilidad de que todo esta en orden.
Con la certeza de que las cosas que pasan son las que tienen que pasar aunque no siempre nos gusten.

 Desde ahí me abandono a vivir la vida.
Sin necesitar tener el control absoluto de nada, porque cuanto menos tengo, más soy y cuanto más soy, más doy y cuanto más doy más recibo.
Porque la vida es un fluir y yo me he subido a la ola.
Y puede que me caiga o que el mar se calme pero ya se lo que llevaba tanto tiempo buscando y se dónde encontrarlo.

 Viene de la quietud, de la escucha, de la magia de ser sin hacer, simplemente siendo.
 Viene de dentro, pues siempre estuvo en mi, pues no es otra cosa que la vida, que somos tu y yo.
Gracias.
Todos somos uno.
Y este es el verdadero milagro de la vida.

 Lo que te pasa a ti, me pasa mí. Lo que te afecta a ti me afecta a mí. Lo que sano yo, lo sanas tú.
 Porque somos espejos que laten bajo un mismo sonido, la vida.
Ama, ríe, llora, corre, para, grita, salta, baila, haz todo lo que necesites, pero Vive.

 Hazte un favor y vive.